viernes, 18 de diciembre de 2020

Getronics contra las vacaciones en viernes

Os parecerá un título muy raro, bueno muchos de los que ponemos lo son, pero están basados en hechos reales. La dirección de la empresa ha mandado el calendario de trabajo oficial para 2021. El año pasado ya hablamos de los diferentes calendarios que hay en los diferentes colectivos de la empresa y esta situación sigue igual. También que la mayoría de los trabajadores de nuestra empresa se guían por un calendario de cliente. Otra cosa que no ha cambiado es que, de los 84 convenios estatales, solo hay un convenio que trabaja más de 1800 horas, y mala suerte: es el nuestro. https://globalrosettacgt.blogspot.com/2020/01/la-nogociacion-del-calendario-laboral.html . Pero esta vez vamos a daros más detalle sobre cómo se calculan las horas máximas anuales, dato con el que se desarrolla después el calendario laboral.

Para elaborar el calendario laboral, hay que calcular cuáles son las horas que se realizarían en el año, sabiendo qué días se trabajan, cuántas horas cada día y sumando todo ello. A ese dato hay que restarle las horas de vacaciones anuales y el resultado debe quedar por debajo de las horas máximas. Si quedan horas por encima de eso se pueden compensar con horas de libre disposición o reduciendo el total de horas de alguna manera, por ejemplo, poniendo algún día concreto una jornada menor. Si aun así hay más horas, se considerarán horas extras, con todo lo que implican: serán voluntarias, tienen que compensarse al menos a 1,75, deben cotizar a la Seguridad Social…

De todo lo anterior, lo que más división genera es cómo calcular las horas de vacaciones y afecta directamente a las horas reales que trabajamos en el año. El cálculo de vacaciones para el calendario de la oficina está hecho considerando que la política de vacaciones indica que "una parte importante de las vacaciones" se debe tomar en verano. Esto se traduce en que de los 22 días de vacaciones: el 70% (15 días redondeando) se coge en jornada de verano de 7 horas, el restante 30% (7 días) se coge en jornada de "no verano". Y aquí está la discrepancia. Para la RLT la duración media real es 8,2 horas (lunes a viernes con 8,5 horas y viernes con 7 horas): 8,5 x 4 + 1 x 7 = 8,2 horas. El cálculo de la dirección de la empresa está hecho con una jornada de "no verano" de 8,5 horas, lo cual no es correcto, ya que los viernes trabajamos 7 horas. De ahí que decimos que Getronics no quiere que te cojas vacaciones los viernes.

Un detalle, el 70% viene heredado de una política de vacaciones de Telvent, en la política actual únicamente dice “una parte importante de las vacaciones”. No es que estemos de acuerdo con obligar a la gente a cogerse sus vacaciones en determinado momento. Al igual que tampoco a que se obliguen a cogerlas antes del 15 de enero, que haya que planificarlas en febrero o otros tantos temas relacionados con las vacaciones y que cada año van colando de manera sutil. Lo que queremos indicar aquí es que no puede reglarse solo para lo que interesa y que hay que ser consecuentes en los cálculos.

Os puede parecer una tontería este cálculo, pero por ejemplo para el calendario de Madrid de GS para 2021, supondría tener dos días más de jornada intensiva, empezándola el lunes 21 de junio. Y el problema real detrás de todo es que hay trabajadores y trabajadoras que trabajan más horas del límite máximo que marca el convenio, porque es difícil crear reglas genéricas en base a medias, pero si ya sabemos de manera fehaciente que el cálculo es incorrecto, es una negligencia. Y hablamos de horas sobre el papel, sin contar horas extras, guardias, disponibilidades, horarios de clientes y demás excesos, claro.

La empresa siempre se ha negado a reducir nuestra jornada anual ni un minuto de las 1800 horas
de nuestro “querido” convenio. Pero que además insista en no hacer bien los cálculos es ya echar sal en una herida abierta. Quizá deberíamos asignarles un curso de matemáticas básicas de obligado cumplimiento en North Star…

 

Por cierto, quizás no lo sepáis, pero las plantas 1C y 1D de la oficina de Madrid se van a cerrar. Aunque la empresa sigue sin darnos datos del ahorro de coste que supone, será casi la mitad del alquiler actual, todo a costa del teletrabajo. Y ya de paso nos han dejado sin local sindical, que hay que recordar que compartíamos los Comités de Empresa de Madrid de ICT y Rosetta, junto a las Secciones Sindicales de las dos empresas. El resto de salas de reuniones, despachos y almacenes siguen igual, ha sido casualidad que solo hayan cerrado el nuestro.

Recordad, si necesitáis algo escribidnos al globalrosetta@gmail.com desde un correo que no sea de la empresa.

Feliz año y esas cosas que toca decir ahora.


martes, 10 de noviembre de 2020

Vamos a la Huelga

CGT anuncia una Huelga General en la Comunidad de Madrid.

La CGT ha convocado Huelga General en la Comunidad de Madrid el 11 de noviembre. Para esta huelga hemos aglutinado a los sindicatos y organizaciones sociales preocupadas por la actual situación en Madrid en un frente amplio en base a reivindicaciones compartidas.

La respuesta de las administraciones al colapso sanitario ha seguido criterios económicos en lugar de sanitarios y sociales. El sistema sanitario durante la pandemia sigue siendo privatizado para el único beneficio de las empresas. ¿Dónde están los hospitales públicos necesarios? ¿Qué medidas se adoptan en los centros de mayores? ¿Qué medios tienen el personal sanitario y sociosanitario para atender a la ciudadanía? ¿Qué ocurre con quienes no pueden conseguir un empleo, con las familias desahuciadas y con las personas más desfavorecidas que no disponen de hogar ni trabajo?

Los colegios públicos no saben si podrán mantener las clases. El recorte del gasto conlleva falta de personal (incluido sanitario), ratios que no respetan la distancia en las aulas y falta de medios para la formación no presencial y la atención a la diversidad.

Autobuses, metros y cercanías hacinan a las personas que se tienen que desplazar a sus centros de trabajo y estudios aumentando los contagios y fomentando el uso del transporte privado y la contaminación. El confinamiento selectivo de la Comunidad de Madrid ha tenido un marcado sesgo ideológico dirigido contra los barrios obreros.

Los fondos extraordinarios para paliar los efectos de la pandemia no se están utilizando adecuadamente. Es imprescindible incrementar los presupuestos en sanidad, enseñanza, limpieza y administración autonómica en áreas como empleo, Inspección de Trabajo, Seguridad Social y servicios sociales para aumentar sus plantillas y mejorar las condiciones de trabajo. Hay que erradicar la precariedad en sectores que lo sufren (ayuda a domicilio, hostelería, profesionales destinados a almacenes…) y mejorar las infraestructuras para el personal de dichos sectores. Se ha de invertir para aumentar la frecuencia de los transportes públicos en la Comunidad de Madrid. El uso de estos fondos, que pagaremos todas, ha de ser transparente por lo que la Comunidad de Madrid tendría que someterse a una auditoría abierta sobre su utilización, máxime cuando se han venido asignando mediante procedimientos extraordinarios exentos de control.

Las residencias, servicios sociales y sanitarios (incluidos los de enfermedades mentales) han de auditarse públicamente (desde el punto de vista financiero, asistencial y de aplicación de los protocolos de prevención) depurando responsabilidades. En el caso de irregularidades graves, los acuerdos en los centros de gestión privada deben ser rescindidos para su gestión pública con la participación de su plantilla y usuarias. Para CGT la defensa de servicios públicos implica la municipalización de los servicios. La pandemia ha mostrado carencias de lo público que la privatización sólo ha empeorado. La plantilla de sectores privatizados como la diversidad funcional, intervención social, escuelas infantiles, ocio educativo han aumentado su precariedad reduciendo la calidad de los servicios financiados con recursos públicos.

La Comunidad de Madrid en su área de responsabilidad, tiene que desarrollar protocolos de prevención congruentes y coordinados contra el coronavirus en los entornos laboral, sanitario, educativo, transportes, hostelería, actividades culturales, etc. También tiene que adoptar medidas que eviten los contagios, como minimizar los desplazamientos de carácter laboral, reforzar la Inspección de trabajo contra los fraudes y aplicar todas las medidas dentro de sus competencias para dar una moratoria en los despidos, desahucios y pagos de servicios básicos de la población más vulnerable, complementando desde la Comunidad el IMV y las prestaciones de dependencia. Por la defensa de un modelo social distinto que respete la igualdad efectiva entre las personas, las libertades, el medio ambiente y que garantice a todas y a todos unos servicios públicos de calidad, gratuitos y universales.

TOD@S A LA HUELGA.

Manifestacion miércoles 11 de noviembre a las 17:00 horas. De Cibeles a Sol.

 

martes, 3 de noviembre de 2020

Comunicado del Comité Europeo

El Comité Europeo en Getronics (GEWC = Getronics European Works Council), está formado por miembros de comités locales en diferentes países: Alemania, Reino Unido, Hungría, Francia, España y Bélgica/Luxemburgo (Belux). Estos últimos no son invitados a las reuniones desde la adquisición de Getronics por parte de GSH, ya que como se ha ido informando, les dejaron fuera de esta compra.

Desde el GEWC, llevamos manteniendo reuniones durante los últimos meses, tratando el tema del futuro de nuestros compañeros en Belux. Os hemos ido informando de ellas en algunos comunicados.

Hoy hemos recibido un email de Kenton Fine en el que se nos comunica que finalmente GSH ha adquirido parte de la compañía en Belux, 80 trabajadores pasan a formar parte de Connectis CMC en Bélgica.

Como ya os hemos comentado anteriormente, el proceso que se ha llevado a cabo en la adquisición de esta parte del negocio, no ha sido de lo más ético, por decirlo de alguna manera. Getronics ha amenazado constantemente con declarar la parte de Belux en quiebra, y ha animado a la gente a dejar la empresa sin indemnización y a reducir los salarios de los que se quedan. Lo que han olvidado mencionar en el comunicado, es que 200 trabajadores en Bélgica y Luxemburgo se quedan sin trabajo y se van al paro sin saber siquiera si recibirán indemnización, ya que la parte que no adquiere GSH se va a la quiebra. Pequeños detalles que no se mencionan, suponemos que por mero despiste.

Desde el EWC, concretamente desde España, hemos hecho saber a la empresa que no estamos de acuerdo con su manera de actuar y más cuando sabemos que podían haber adquirido la empresa entera y no quedarse con lo que más les conviene dejando morir al resto.

Por otro lado, denunciamos una vez más la falta de convocatorias para reuniones y la falta de información que nos llega de nuestros responsables de Relaciones Laborales (en adelante RRLL) en España. Un ejemplo de esto es lo referente a los cambios organizativos que se están produciendo en Getronics, tanto a nivel local (España) como Global, los cuales nos enteramos a través del Comité Europeo, cuando lo habitual en las entidades de Getronics de otros países es que ya hayan sido previamente informados por su dirección y/o por sus responsables RRLL locales.

Es muy habitual escuchar una y otra vez en las reuniones del Comité Europeo frases del tipo: “Como ya os habrán informado vuestros responsables en España...”, cuando aquí nadie nos ha comunicado nada, dejando en evidencia a nuestros responsables de RRLL en España y cómo éstos ignoran a los representantes de los trabajadores.

Denunciamos una vez más la falta de convocatorias para reuniones y la falta de información. Exigimos unas formalidades que no se están cumpliendo en España.



miércoles, 14 de octubre de 2020

El teletrabajo: otra gran acción de Getronics

Ayer Ignacio Badía comunicó en su broadcast, que la empresa ha implantado el teletrabajo porque son muy generosos, y parece ser que les tenemos que estar agradecidos.

Pero no nos dejemos engañar, lo que la dirección ha ofrecido, no es más que lo que está obligada a hacer por Ley. De hecho, está obligada a la “compensación de los gastos derivados” y a “dotar de los medios, equipos, herramientas y consumibles” a sus trabajadores. Su oferta de 10 € al mes y sin la certeza de que proporcionarán equipos, difícilmente puede entenderse como cumplido.

La semana pasada nos reunimos dos veces con Relaciones Laborales los representantes de ICT y Rosetta. Las convocatorias se hicieron de un dia para otro, sin enviar documentación y sin levantar acta. Se planteó el tema como una posibilidad de llegar a un acuerdo y de continuar las conversaciones. Sin embargo, Ignacio Badía comunicó ayer que ya habían cerrado el tema. Nos parece una grave falta de respeto hacia nosotros y los trabajadores.

Lo que se nos comunicó por parte de la dirección era que habían hecho cuentas basadas en datos del INE, y después de varios cálculos (bastantes sacados de la manga), ellos llegaron a la conclusión de que la compensación debía de ser de 20€ al mes para toda aquella persona que esté teletrabajando, independientemente de reducciones de jornadas o parcialidad en el teletrabajo. Eso sí, decían que solo lo cobrarían las personas que tuvieran menos de 1.000€ anuales de “complemento a devengos”, cualquiera que cobrase más vería este concepto absorbido como ahora pasa con la antigüedad y otros conceptos. Según datos de la empresa, un 30% no tiene importe absorbible y un 20% cobraba 1.000€ o menos, por lo que esto lo cobraría más o menos la mitad. Desde la RLT les dijimos que dudabamos que este concepto pudiera ser legalmente absorbible, y que una medida así no podía dejar a la mitad de la gente fuera. Pues bien, la solución final de la dirección ha sido dar 10€ al mes a todo el mundo sin darnos justificación alguna.

La verdad es que negociar sobre un importe tan bajo es muy difícil para nosotros y nosotras. Sobre todo porque nos parece irreal y no se ajusta a ningún parámetro concreto a compensar. Pero lo que tenemos claro es que, si según sus datos una compensación mínima debía ser de 20€ y sólo para la mitad de la plantilla, lo que no pueden hacer en su lugar es simplemente dividir para dárselo a todos, únicamente porque su planteamiento inicial era difícilmente asumible como legal. Su argumentación es que no hay más dinero y que la empresa da pérdidas, pero por otro lado se niegan a darnos información sobre cuánto se están ahorrando en alquileres y otros gastos. Las obligaciones legales son mínimos a cumplir y no cosas a negociar, es como si ahora nos pagaran una parte de la nómina porque no hay dinero para todos.

Por otro lado, está el tema de los medios, que en nuestro caso son ordenadores, pantallas, ratones, mesas, sillas, teléfonos y todo lo que necesitemos en nuestro día a día. La dirección insistió en que iba a hacer una inversión de más de medio millón de euros para comprar mobiliario y ordenadores. El problema que le vemos a esto es que ya conocemos cómo funcionan las peticiones de recursos en nuestra empresa. Si ya los ordenadores que teníamos en las oficinas eran arcaicos, el mobiliario se caía a pedazos, y para conseguir cualquier material tenías que completar una yincana, ¿quién puede pensar que la dotación de medios va a ser real? Les propusimos que todo esto fuera regulado en una comisión paritaria, que se ofreciera un listado de todos los materiales que se podían solicitar o que fueran primero resueltas las peticiones de la gente que cobrase menos. Todo esto ha caído en saco roto. Ni siquiera tienen pensado el procedimiento de solicitud.

Hay otros temas que son vitales, pero en ningún momento la dirección ha querido tratarlos en las reuniones con la RLT ni en la charla de Ignacio. El decreto sobre el teletrabajo habla de muchísimas cosas como la no discriminación, la formación, la reversibilidad, la promoción profesional, la prevención de riesgos laborales. Quizás ahora nos parezca poco importante, pero si mañana nos dicen que porque tu jefe quiere o el cliente lo ha pedido tenemos que ir a trabajar a las oficinas, quizás no nos dé tan igual.

A nadie se le escapa que la situación actual es anómala y muy complicada, además de que los plazos que marca el decreto son muy cortos. Por eso la propuesta que hacíamos los sindicatos era considerar esta propuesta temporal y limitada únicamente a la situación actual, y más adelante afrontar el resto de temas.

El planteamiento que nos hacíamos era que incrementar la nómina 10€, 20€ u otra cantidad similar no supondría un cambio real para muchos trabajadores para escoger o no el teletrabajo. Las situaciones personales como tener familiares a cargo, la lejanía del puesto de trabajo, ser paciente crónico, tener espacio suficiente en casa u otras, pesarían más que esa cantidad económica. Eso sí, disponer de una silla o un ordenador adecuados es totalmente necesario para que cada cual pueda tomar la decisión que mejor le venga. Tampoco nos olvidamos de los que “por petición de cliente” u otras razones se les está obligando a ir a trabajar físicamente, aunque sea parcialmente.

Por nuestra parte, consideramos que, especialmente en la situación actual, es necesario que se mantenga y potencie el teletrabajo, y pondremos el foco en que se cumpla lo que marca el Real Decreto con el asesoramiento de nuestros servicios jurídicos.

Un abrazo

Comité de empresa de A Coruña
Comité de empresa de Bilbao GS
Comité de empresa de Sabadell - Barcelona
Comité de empresa de Madrid
Comité de empresa de Valladolid
Comité de empresa de Sevilla
Sección Sindical de CGT
Sección Sindical de ELA
Sección Sindical Estatal de CC.OO. en Connectis ICT
Miembros de Comités de Empresa de CCOO

 

¿10 euros os parecen poco? ¡Pues con 1.000 pelas antes se hacía de todo!


lunes, 31 de agosto de 2020

La compra/venta de Getronics deja a BELUX fuera del grupo y se prepara para la quiebra

Como veníamos anunciando, cada vez es más probable que Bélgica y Luxemburgo (BELUX) queden definitivamente fuera del grupo Getronics a consecuencia de la operación de compra/venta del grupo Getronics por GSH Private Capital Limited y se declaren en bancarrota.

Por el momento no se ha producido acuerdo entre GSH y los sindicatos locales.  Como os comentamos en el anterior comunicado, GSH planteó a los trabajadores una propuesta de bajas voluntarias con indemnizaciones muy por debajo de las que estipula la ley y reducciones salariales para el resto, que no fue aceptada por los sindicatos por considerarse totalmente abusivas. 

Los sindicatos por su parte han realizado sus propuestas para llegar a un acuerdo con GSH que no han sido consideradas por éstos.

 ¿Qué será de nuestros compañeros belgas y luxemburgueses?

El desenlace será en pocos días. Si no se llega a un acuerdo, probablemente les declararán en bancarrota y quedarán a la espera de posibles compradores.

 ¿Qué hemos aprendido con las operaciones de compra y venta de nuestra empresa que hemos presenciado?

En todas ellas la dirección siempre nos dice lo mismo: que el nuevo comprador nos ha salvado de la mala situación en que nos dejó el anterior. Nos dicen que estos nuevos van a mejorar las cosas.

Pero la realidad nunca es así:

  • No se mejora la inversión en nuestra formación y cualificación.
  • No suben nuestros salarios: muchos de nosotros llevamos muchos años con subida 0 y sin ninguna bonificación.
  • No disponemos de un plan de renovación de equipos informáticos que tengan una cierta antigüedad. Hay muchos compañeros con equipos muy antiguos, afectándoles a su rendimiento en el trabajo.
  • Seguimos presenciando ERTEs y despidos de los compañeros y compañeras que llevaban muchos años en la empresa, porque se quedaban sin asignación a proyectos, y no era rentable su reciclaje a otras tecnologías y áreas de conocimiento. En vez de esto, lo más rentable era despedirlos, sin importarles la pérdida de conocimientos, e incluso de clientes y proyectos que esto supondrá. Mientras tanto, vemos crecer las nuevas contrataciones de perfiles más bajos y condiciones más precarias.

Y la justificación de la dirección siempre es la misma, y es que no hay dinero y lo más importante es mejorar la cuenta de resultados y recuperar la inversión lo antes posible, para así evitar un destino mucho peor.

Ojalá todo fuera diferente esta vez, pero observando lo que está pasando en Belux, nos preocupa el impacto que pueda tener en el futuro de todos y todas las trabajadoras de la empresa.

Los sindicatos de Belux enviaron el 25 de agosto un correo informativo que la empresa borró inmediatamente, pero muchos pudimos verlo antes. La empresa argumenta que ya no son parte de Getronics y por ello no pueden hacer comunicaciones. Podéis acceder al comunicado que querían transmitir a todos los trabajadores y trabajadoras de Getronics, apelando a nuestra libertad de expresión como representante de los trabajadores. 

Comunicacion de los sindicatos belgas

No queremos despedirnos sin antes aprovechar para demostrar todo nuestro apoyo a los compañeros de Bélgica y Luxemburgo los cuales han sido parte fundamental del ADN de esta empresa.

Un abrazo,

Comité Europeo
Comité de Sabadell 
Comité de Barcelona
Comité de Coruña
Comité de Valladolid
Comité de Valencia
Comité de Sevilla
Comité de Madrid
Comité de Bilbao
Sección Sindical de ELA
Sección Sindical de CGT
Sección Sindical de CCOO



martes, 18 de agosto de 2020

Getronics Belux: chantajes, presiones y mentiras

Buenos días,

Esperamos que estéis disfrutando del verano y de las vacaciones.

Los miembros del Comité Europeo estamos manteniendo reuniones periódicas y queremos informaros de la situación tan complicada por la que están pasando nuestros compañeros de Bélgica y Luxemburgo. Aunque al principio se dijo que se había adquirido todo el grupo salvo EEUU no es verdad. Y tras esto lo que se esconde son recortes y despidos debido al cambio de accionista.

El 3 de agosto, los representantes de los trabajadores de Getronics en Bélgica & Luxemburgo fueron informados por la dirección de las intenciones del comprador, GSH Private Capital Limited, respecto al futuro de Belux en la empresa. Se propuso a los representantes una reducción drástica de la plantilla y bajada de salarios, sin tener en cuenta los derechos de los trabajadores. De no aceptarlo, declararían estos países en bancarrota. Un chantaje inaceptable que la RLT se niega a respaldar.

Durante el mes de julio, hubo una sucesión de extrañas maniobras por parte de los accionistas de Getronics. La entidad belga-luxemburgo fue aislada del resto del grupo Getronics (grupo multinacional) antes de ser absorbida por GSH. El objetivo era, según ellos, que el accionista investigara un poco más sobre la salud financiera de la entidad Belux antes de decidir su adquisición. Ahora está claro que el objetivo era otro: aislar a la entidad belga con el fin de reducir su masa salarial, y al mismo tiempo tener una medida de presión: la amenaza de declaración de quiebra.

La dirección se ha dado a la tarea de conseguir que el sindicato acepte antes de finales de agosto, una reducción de un tercio de la plantilla (126 de 336 trabajadores) sin pasar por la Ley Renault (Plan de despido masivo igualitario, el equivalente a nuestra regulación para EREs y despidos colectivos) y sin exceder un presupuesto de 2,5 millones. El 3 de agosto presentaron a los sindicatos un plan de bajas voluntarias incentivadas por el pago de sólo la mitad de la indemnización de preaviso legal, complementado con hipotéticos traslados de trabajadores a otras empresas, así como reducciones salariales de hasta el 15% para el personal restante. Esta propuesta tiene por objeto hacer la entidad más atractiva para el comprador potencial; es decir, no ofrece garantías para los trabajadores. Además, la dirección ha dejado claro, una vez más, que sin ese plan se verán obligados a declararse en quiebra.

La RLT expresó su profundo desacuerdo con este chantaje, cuyo objetivo principal es eximir a la dirección de Getronics de sus obligaciones legales de reestructurar la empresa. Los trabajadores siempre han sido profesionales y se han preocupado por proporcionar el mejor servicio a sus clientes, y no se merecen ese trato.

Los sindicatos se reunieron de nuevo con la dirección el lunes 10 de agosto, esperando una propuesta un poco menos mala después de los primeros intercambios fuertes en torno a este plan. Se propuso a la dirección una alternativa legal y creíble: el respeto de la Ley Renault para garantizar que la intención de liquidar una parte importante del personal no destruya la empresa a largo plazo, y la negociación de un plan social que incluyera al menos los derechos legales de los trabajadores en caso de despido. Todavía se espera una respuesta.

El miércoles 12 de agosto se celebró una reunión con los trabajadores en la que se informó detalladamente sobre la situación. La ira y la decepción de los trabajadores es inmensa, y no dejarán de expresarla en los próximos días. Se presentará una solicitud de conciliación al Comité Mixto 200 para tratar de restablecer una forma de diálogo social.

Desde España queremos mostrar nuestro apoyo a los compañeros de Bélgica y Luxemburgo y haremos todo lo que este en nuestras manos para que se respeten los derechos de los trabajadores.

Os informamos de todo esto porque no descartamos que los recortes del nuevo accionista se apliquen al resto de países.


Si el capital no tiene patria, la clase trabajadora tampoco. Solidaridad entre los pueblos.
¡Si nos tocan a uno nos tocan a todos!
¡Queremos a Belux de vuelta en el grupo Getronics YA!

 


martes, 21 de julio de 2020

La historia se repite

Una vez más nuestra empresa ha sido vendida. Y seguramente no os habréis dado cuenta leyendo el comunicado que hemos recibido hoy,  porque curiosamente, la palabra venta no aparece por ninguna parte. Pero efectivamente eso es lo que ha pasado, ahora nuestro propietario es GSH Private Capital. Podéis consultar la noticia aquí: https://www.businesswire.com/news/home/20200721005446/es

Ya hacía bastante tiempo desde la última compra/venta, casi hasta se echaba de menos. No vamos a decir demasiado sobre el tema porque la dirección ya lo ha transmitido. Pero nos parece importante comentar un par de cosillas.

La verdad es que es curioso como todas estas comunicaciones son mayormente iguales: el nuevo comprador siempre es el mejor, está al tanto de todo y con este sí que de verdad que nos va a ir genial, no como con los anteriores que no es que fueran malos (nunca hay que hablar mal de nadie, no vaya a ser que vuelva a ser tu jefe) pero el nuevo sí que comprende el negocio, entra con mucho capital, tiene mucha experiencia y nos va a ir genial. El matiz esta vez parece ser que teníamos mucha deuda, pero en el fondo siempre es el mismo problema, en un mundo capitalista, falta de capital. Ah! y que esto lleva mucho negociándose por lo que parece que el coronavirus no ha tenido mucho que ver.

En lo que nos afecta más directamente, parece que la compra de acciones ha sido en las matrices, dicho de otra manera, el cambio de cromos ha sido "arriba", por tanto no nos afectará a la relación de nuestros contratos laborales. No se esperan ni subrogaciones ni recortes de ningún tipo por la compra. De hecho se ha comprado todo Getronics fuera de EEUU, o sea que si hay cambios serían generales y tardarán en llegar. También está el tema de nuestros compañeros de Bélgica y Luxemburgo que no saben qué hacer con ellos. Nos mantendremos informados para darles nuestro apoyo.

Mañana nos ampliaran la información, guiándonos hacia un Getronics ideal, donde conviven los unicornios entre nubes de colores y arcoiris.

Por nuestra parte insistir en lo que hemos dicho siempre con estas compra/ventas, quien produce en esta empresa somos las y los trabajadores, las cúpulas solo se dedican a generar unas estructuras que tenemos que mantener el resto. Cuando nos levantamos para ir a trabajar no nos importa el logotipo que aparece en la puerta de la oficina. Pueden encargarse de hacer los tratos que consideren, pero tengamos los accionistas que tengamos el mensajes es el mismo, no vamos a tolerar ni un solo recorte a nuestros derechos.